Notas de prensaNoticiasSala de prensa

IU demanda un plan de inversiones para Navacerrada

La Junta debe asumir un plan inversor que cree empleo de calidad y medioambientalmente sostenible

La Junta debe asumir un plan inversor que cree empleo de calidad y medioambientalmente sostenible.

IU propone que la Junta realice un plan de inversiones para que Navacerrada impulse su actividad ambiental respetando el paisaje de los terrenos afectados. Para ellos «hay que buscar una utilización sostenible al entorno y compatible con los valores del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama»

La eliminación de la estación de esquí permitiría la diversidad de usos del monte: raquetas, esquí de fondo, uso de trineos, …) en consonancia con el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional. Se considera positivo evolucione hacia modalidades que no requieran instalaciones fijas y que aportara beneficios económicos a los habitantes y municipios de manera respetuosa con el entorno.

Desde la organización lamentan la actitud de la Junta por confrontar contra el Gobierno, por la caducidad del derecho de ocupación privativa del monte de utilidad pública perteneciente al Organismo autónomo de parques nacionales.

La búsqueda de confrontación con el ejecutivo nacional no aporta nada positivo a una estación de esquí gestionada por una empresa privada. Dicha empresa anunció en marzo de 2021 su cierre definitivo tras la no renovación de la concesión de los terrenos públicos forestales.

“El negacionismo del PP en Castilla y León no va a impedir que la elevación de la temperatura afecte a la nieve, al espesor de la misma en los últimos años y no hará posible la práctica del esquí alpino en Navacerrada”. Afirma Juan Gascón

Desde IU solicitan que la estación de esquí sea desmantelada y se incorpore el monte en el que está situada al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. A su vez, requiere a la Junta un proyecto para la adaptación de otros muchos sectores económicos de nuestra Comunidad que se verán afectados por el cambio climático.

Destacan que el impacto de la estación de esquí es incuestionable por más que los responsables políticos de Castilla y León se nieguen a aceptarlo. Se acumula gran cantidad de tráfico dentro de una zona protegida de alto valor, el flujo turístico que frecuenta la zona, cables de acero abandonados, amontonamiento de basura en el entorno, eliminación de vegetación, consumo energético y de caudal de arroyos para los cañones de nieve artificial.

IU insiste que la junta debe asumir un plan inversor que cree empleo de calidad y medioambientalmente sostenible para la zona y sus residentes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.