NoticiasPrensa

IUCyL denuncia el generalizado uso de médicos sin especialidad.

IU destaca que este uso de médicos sin especialidad deriva de falta de previsión.

Como ha podido saber el área de Salud de IUCyL a través de la sociedad Castellano-Leonesa de MFyC, la información surgió a raíz de la denuncia a la sociedad de dos médicos recién graduados a los que se les ofertó un contrato para trabajar como médicos de familia en la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Zamora. Estos contratos se realizan al amparo de un Real Decreto excepcional a raíz de la pandemia, que se prolongó este último 23 de diciembre. Este decreto indica literalmente, que la actividad asistencial deberá ser supervisada por los profesionales de plantilla y podrá prolongarse hasta un máximo de 12 meses.

IUCyL ha tenido conocimiento de que SACYL está incumpliendo sistemáticamente estos dos supuestos. La situación se ha generalizado, en la mayoría de gerencias, siendo muchos los trabajadores con este tipo de contratos. Estos profesionales, que carecen de la formación adecuada y necesaria para ejercer la medicina familiar y comunitaria. A su vez están realizando atención continuada y pasando consulta sin ningún tipo de supervisión, y en muchos casos durante más de los 12 meses permitidos.

Respeto y puesta en valor de las especialidades.

Para IUCyL ésto supone el enésimo golpe a la especialidad de MFyC. Especialidad que debería ser la base del sistema, y que tras la oferta de plazas de área en la última OPE ve como la administración considera que su formación no vale absolutamente para nada, dando a entender que su trabajo lo puede realizar cualquier graduado sin especialización.

Desde IUCyL se quiere trasladar la idea de que al igual que hasta el momento, no se permite que un recién graduado en Medicina y Cirugía, desempeñe un puesto de cirujano general, no se puede permitir que estén desempeñando puestos que requieren igualmente una formación sanitaria especializada. Esto supone un peligro flagrante para el paciente. Y un posible problema legal para el recién graduado, que está atendiendo patologías, urgentes y no urgentes para las que carece de formación.

Toda esta problemática radica, como siempre, en la falta de previsión y el maltrato al profesional y al paciente que están instaurados desde hace años en el SACYL.

Para finalizar desde la formación nos planteamos cuál será la nueva solución improvisada de Sanidad. Cuando pasen el año 2022, no se puedan renovar estos contratos “alegales” y se haga evidente el déficit estructural de profesionales que sufre nuestra comunidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.