NoticiasUnidas Podemos

Unidas Podemos pone sobre la mesa la problemática de la adicción al juego.

Un debate público que ya está en los barrios y las familias.

María Sánchez y Alberto Bustos, candidatos por Valladolid a las elecciones del 13 de febrero, lamentan las «pocas competencias» que tienen los consistorios en esta materia, pero ensalzan su experiencia de gobierno en el ayuntamiento vallisoletano, con iniciativas como Vallatarde o Vallanoche, programas de ocio alternativo que reúnen cada año a 25.000 jóvenes

María Sánchez y Alberto Bustos, candidatos a las elecciones del 13 de febrero en Castilla y León por Unidas Podemos Valladolid, han mantenido en la tarde de hoy viernes un encuentro con Ángel Aranzana, representante de AJUPAREVA (Asociación de Jugadores Rehabilitados de Valladolid), en torno a la problemática del juego, marcada por la proliferación de las casas de apuestas y el auge del juego online. Han participado también vecinos y vecinas de Valladolid. El escenario ha sido Fuente Dorada, donde Unidas Podemos ha instalado su caseta electoral y donde «recupera el espíritu de lo que tiene que ser una plaza: un espacio donde proponer y debatir, donde hacer ciudad».

Bustos ha sido el encargado de iniciar la conversación, recordando que el negocio del juego es «un debate público muy importante, quizá no en los grandes medios por sus propios intereses económicos, pero sí en barrios y familias». «Pocas palabras tiene el idioma español tan elocuentes como tragaperras», ha reflexionado el también concejal de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Valladolid por Valladolid Toma la Palabra, «y hoy en día, tener un móvil con conexión a Internet supone tener una tragaperras en el bolsillo». «El acceso a los juegos online es extremadamente sencillo, pero no son el único problema, también lo son las casas de apuestas en los barrios, sobre todo, en los obreros, que contribuyen a normalizar una circunstancia que nunca debe ser normal», ha señalado. A este respecto, Aranzana ha puntualizado que «el juego online representa el 50% de las adicciones, y es muy difícil frenarlo».

«Fue en 1992 cuando la OMS catalogó la ludopatía como enfermedad, como adicción sin sustancia», ha recordado Bustos, «y cuando una enfermedad se generaliza, se convierte en epidemia». «Bien hemos comprobado recientemente que cuando existen problemas de salud y epidemias, la administraciones pueden y deben intervenir», ha comentado. En este sentido, ha subrayado las «pocas competencias» que los ayuntamientos tienen en esta materia, «aunque en el Ayuntamiento de Valladolid hemos dado algunos pasos, sobre todo, en pedagogía, con multitud de campañas en centros educativos». «También tratamos de dar alternativas de ocio saludable para los jóvenes, como Vallatarde o Vallanoche, programas con actividades diversas en las que llegan a participar anualmente 25.000 personas», ha añadido, antes de remarcar que ese es un ejemplo de que «Unidas Podemos se presenta en Valladolid ya con experiencias positivas de gobierno».

Sánchez ha querido poner en valor el «hito» alcanzado el 2020 con la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación de la concejalía de Urbanismo, liderada por Manuel Saravia, su compañero de Valladolid Toma la Palabra: «Se amplió la distancia entre casas de apuestas y centros escolares a 200 metros frente a los 100 que marca la Junta de Castilla y León». «Los ayuntamientos muchas veces nos encontramos con limitaciones pese a ser la administración más cercana a la ciudadanía, y esa es una de las cuestiones que hay que poner sobre la mesa de cara a las elecciones del próximo 13 de febrero», ha dicho Sánchez, quien también ha lamentado que «la ley que iba a regular el juego en Castilla y León se ha quedado en el cajón por la convocatoria anticipada de elecciones». Sánchez también ha reprobado «todas las trabas con que se ha encontrado Alberto Garzón, ministro de consumo, para tratar de atajar problemáticas como esta», y ha expresado que es importante «ver y valorar el trabajo que se ha desarrollado en otros países, como en Italia, donde el juego se reguló en 2018 con total normalidad, algo que aquí parece impensable».

Por su parte, Aranzana ha puesto el foco en que en asociaciones como AJUPAREVA encuentran cada vez más entre las personas que acuden a ellas «perfiles bajos de edad -de media, 34 años- y muy altos de estudios, a raíz de la explosión del juego online». «Sin olvidar que las casas de apuestas siguen funcionando a todo tren, instalándose en barrios como los de Rondilla y Delicias en Valladolid», ha dicho, antes de manifestar: «Esperamos que en la nueva legislatura se limite su presencia, porque no puede ser que en una ciudad haya más casas de apuestas que farmacias, centros cívicos o centros de salud», ha criticado

Unidas Podemos pone sobre la mesa la problemática de la adicción al juego.

Aranzana ha avanzado también que «el nuevo gobierno tendrá mucho trabajo, porque asociaciones como AJUPAREVA no acaban de nacer, pero no han tenido reconocimiento hasta hace cinco años, cuando se empezó a recibir subvenciones competitivas». Por ejemplo, una de sus reivindicaciones es que se les considere entidades vinculadas a la salud mental, porque están realizando «un buen trabajo» en ese campo. «En 2021, en AJUPAREVA ofrecimos 1.5000 terapias, incluyendo 60 consultas psiquiátricas, y lo hicimos con muy pocos medios, poniendo los socios, incluso, 10.000 € de nuestros bolsillos», ha explicado. «Estamos haciendo un trabajo que SACyL no puede asumir, como terapias semanales, y es imprescindible que exista feedback y apoyo por su parte», ha apuntado

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.