• Castilla y León en Pie
    Compañeras, compañeros,

    Desde Izquierda Unida Castilla y León hemos decidido realizar una campaña de afiliación entre nuestras y nuestros simpatizantes porque consideramos que la mayoría de nosotras y nosotros militamos en Izquierda Unida porque alguien nos invitó a algún acto público, alguién nos comentó que había una Asamblea, que había una injusticia contra la que luchar, una manifestación, una reunión de formación, … Os invitamos a militar y a invitar a la militancia a quienes están cercanos y cercanas a la izquierda en Castilla y León.

    Cada una de quienes componemos esta organización política podríamos poner sobre la mesa cuándo, de qué manera entramos a militar en la misma y qué persona o circunstancia fue la que nos motivó que diéramos el primer paso. Luego acudimos a la sede o a la web, solicitamos la ficha y nos afiliamos para transformar la sociedad en la que vivimos y hacer de nuestro mundo, un mundo más justo. Somos conscientes de que nuestra lucha es necesaria, más necesaria si cabe en las actuales circunstancias de pandemia y con un crecimiento de la extrema derecha que pone en riesgo todo aquello por lo que llevamos tantos años luchando. Estamos inmersos en una lucha de clases entre quienes quieren que las cosas sigan como están y quienes luchamos por una nueva Castilla y León con futuro para nuestra juventud.

    Quienes hablaban del fin de Izquierda Unida se equivocaban y este año que cumplimos nuestro 35 aniversario seguimos al frente de cualquier injusticia, por eso somos más temidos. Seguimos reivindicando la construcción de unidad popular mediante la lucha conjunta con otros actores políticos y sociales, una Izquierda Unida que junto a ellos se va construyendo desde la fragilidad, pero que genera más miedo que nunca entre quienes gobiernan nuestra Comunidad y país desde fuera de las Instituciones.

    Es por ello que nos dirigimos a quienes simpatizáis con IU porque queremos que deis el paso que ayude a vertebrar nuestra organización, construir una mayor fortaleza política desde la militancia social y política.

    Desde nuestros puestos de trabajo.

    Desde la red de pensionistas, infatigables en la lucha para las próximas generaciones.

    Desde la red de mujeres que lucha por una Castilla y León más feminista, consiguiendo la igualdad.

    Desde el área de Sanidad y Educación, defendiendo lo de todos, lo público.

    La juventud combativa que quiere un futuro para Castilla y León.

    Desde la España Vaciada que tanto conocemos en este territorio.

    Nuestras y nuestros simpatizantes son personas que militan en Izquierda Unida sin tener el carné ni pagar la cuota, que están en Ecologistas en Acción, en las redes vecinales de autoayuda, en los sindicatos de clase, en los colectivos para la mejora de sus pueblos y ciudades, ... Pero queremos que podáis formar parte de la organización a todos los efectos y que os planteéis y planteéis a otra gente la posibilidad de militar en Izquierda Unida como espacio preferente para transformar juntas y juntos la realidad.

    Es el momento de dar el paso y entrar a formar parte de IU con todos los derechos y fortalecer Izquierda Unida creciendo en afiliación, en recursos y en capacidad para influir en la sociedad para mantener el hilo rojo que creció y tejió una Castilla y León mejor de lo que hubiera sido sin nuestra presencia en las plazas ni en las Instituciones.

    ¡Es la hora de comprometerte, de participar, de transformar la realidad, da el paso y afíliate a Izquierda Unida!


    Juan Gascón Sorribas
    Coordinador Autonómico de Izquierda Unida de Castilla y Leónmás »
  • Izquierda Unida de Castilla y León propone un amplio debate social sobre los cuidados en la vida de las personas

    Los cuidados, se definen como aquellas actividades cotidianas que tienen como objetivo proporcionar bienestar físico, psíquico y emocional a las personas, una actividad que hay que desarrollar si o si y que provoca que se esté disponible de forma ininterrumpida. Es un trabajo que se desarrolla invisiblemente y que ha estado asociado a las mujeres, y que se dirige a sostener la vida. Los cuidos implican a su vez tareas de gran importancia social, considerable valor económico e implicaciones políticas notables.

    Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en España se emplearon 130 millones de horas diarias en 2018 en trabajos de cuidados no remunerados, una cifra que equivale a 16 millones de personas trabajando ocho horas al día sin percibir remuneración alguna y al 14,90% del Producto Interior Bruto (PIB).

     

    Izquierda Unida de Castilla y León quiere señalar que el feminismo lleva años denunciando que nuestro modelo de organización social del cuidado está invisibilizado, feminizado, privatizado y desvalorizado; recayendo en las familias y fundamentalmente en las mujeres resolverlos. Las administraciones y las empresas han quedado muy al margen de la corresponsabilidad y la pandemia sanitaria ha sacado a la luz el colapso vivido, tanto en el sistema de salud como en el de cuidados.

     

    Los cuidados han sido el motor invisible de la economía capitalista y patriarcal, sistema que ha dependido y depende, del trabajo invisible y gratuito impuesto a las mujeres por el modelo tradicional; la esfera de los cuidados es imprescindible para garantizar la supervivencia.

     

    Izquierda Unida de Castilla y León cree necesario incorporar al sistema económico los cuidados y visibilizarlos como paso fundamental para que se dé la corresponsabilidad de empresas y administraciones públicas.

     

    La incorporación de las mujeres al empleo, como vía para conseguir autonomía económica y posibilitar su desarrollo personal, genero una crisis de cuidados en la sociedad. Las mujeres ya no estaban dispuestas a realizar sólo el trabajo de cuidados impuesto, y la doble jornada no resolvía el trabajo de cuidados. La solución que se da viene de la mano del mercado; se produce poca oferta pública y poco gasto público, lo que impulsa la mercantilización, se apuesta por facilitar la conciliación a través de la externalización y abaratando costes.

     

    Izquierda Unida de Castilla y León ve imprescindible abrir un debate social que resuelva de manera justa y sostenible la organización de los cuidados. Las propuestas existentes sobre conciliación no están resolviendo el problema, es un paraguas muy estrecho que sigue adjetivándose en femenino, los datos corroboran que la conciliación es “cosa de mujeres”, en Castilla y León concretamente las excedencias por cuidado de hijo e hija por parte de la madre rondan el 88,81%, y para el cuidado de familiares las mujeres ocupan el 83,33% de las mismas. El ejercicio de derecho de conciliación ha acabado reforzando el papel de las mujeres como “cuidadoras”, la realidad muestra como nos alejamos de los fines que vinculaban los derechos de conciliación con la igualdad y el avance de la corresponsabilidad, objetivos marcados por la normativa europea y la ley de igualdad de 2007.

     

    La brecha salarial de género en Castilla y León es de más de un 20%, las mujeres cobran por término medio un 20% menos que los hombres, por lo que el salario promedio anual femenino es un 79,5% del masculino.

    Esta situación de precariedad se ha visto acentuada con las medidas a tomar para frenar la pandemia del coronavirus. El 11 de marzo se cerraban los centros escolares y desde entonces niños y niñas están en casa, esta situación acentuó la complejidad de la conciliación al no poder hacer uso de los mecanismos que se utilizaban previamente: escuela, abuelos y abuelas. Se generalizo en el mejor de los casos el teletrabajo mientras se cuidaba de hijos e hijas en casa, como si ambas cosas fueran compatibles.

     

    Esta crisis ha señalado la necesidad de debatir que cuidados queremos para las personas mayores, para nosotras y nosotros cuando seamos mayores, lo sucedido en las residencias de mayores debe de abrir un debate social para responder de forma colectiva a los cuidados.

     

    Izquierda Unida de Castilla y León señala el papel fundamental de las administraciones públicas para garantizar cuidados dignos a lo largo de la vida y por ello creemos necesario impulsar un plan para la implementación de recursos públicos de cuidados a partir del resultado del estudio y el debate social. Una red de servicios públicos que genere empleo de calidad respondiendo a la necesidad del cuidado de las personas.

     

    Las instituciones deberán ser las garantes de la corresponsabilidad, propiciando leyes, servicios específicos que respondan a las necesidades reales, convirtiéndose en aliadas del feminismo y los hogares para facilitar entre todas y todos la satisfacción de esta necesidad social.

    más »
  • Izquierda Unida de Castilla y León se reúne con el Comité de empresa de Nissan Ávila para mostrarles públicamente su apoyo y su compromiso en la defensa de los puestos de trabajo.
    Tras la reunión mantenida desde Izquierda Unida de Castilla y León con el Comité de Empresa de Nissan Ávila la organización manifiesta su total apoyo a los trabajadores y trabajadoras de Nissan en Ávila.

    IUCyL insta a la Junta de Castilla y León, a promover todas las acciones necesarias para interpelar a la dirección de Nissan para que se comprometa con el plan industrial que firmó y al incremento progresivo de la carga de trabajo de la planta de Ávila.

    IUCyL muestra su preocupación por la gran cantidad de ayudas percibidas por Nissan por parte de la Junta de Castilla y León, la última fue de 50 millones de euros en mayo de 2018. Por tanto, entiende que dicha subvención tendría que estar condicionada al mantenimiento de los puestos de trabajo durante 20 años una vez se recupere en 2024 el pleno empleo en la planta.

    La organización regional considera que, en lugar de subvenciones, la Junta de Castilla y León tendría que estar condicionando su apoyo a contar con una presencia pública en el Consejo de Administración y a criterios de política industrial que favorezca a nuestra Comunidad en la producción de la empresa, como hace el Gobierno francés con Renault.

    Izquierda Unida de Castilla y León ha compartido su preocupación con el Comité de empresa por las noticias sobre el cierre de la planta de Barcelona, decisión que afectaría a miles de personas trabajadoras y sus familias, con quienes desea mostrar públicamente su solidaridad.

    Además, confía que la decisión de apostar por la planta de Ávila sea firme y conlleve el cumplimiento íntegro del plan industrial de Nissan en Ávila.
    IUCyL insta a la dirección de Nissan a replantearse sus decisiones drásticas respecto al cierre de la planta de Barcelona y exige una solución que permita el mantenimiento del empleo en nuestro país, tanto directo como indirecto, dadas las enormes consecuencias sociales que puede conllevar el cierre de la fábrica de Barcelona.
    más »
  • IU exige a la Junta de Castilla y León medidas contundentes para frenar el contagio de Covid-19 en las residencias de mayores.

    Izquierda Unida de Castilla y León ha exigido a la Junta de Castilla y León un conjunto de medidas para intentar frenar el elevado número de contagios y fallecimientos por COVID-19 que se están produciendo en las residencias de ancianos y en los centros para discapacitados de Castilla y León. Desde el inicio de la epidemia, han fallecido ya casi dos mil personas con COVID-19 o síntomas compatibles en alguno de los 1214 centros de este tipo que hay en la Comunidad Autónoma. En este momento son casi 4.000 las personas que han dado positivo en las pruebas de detección del virus.

     

    En concreto, Izquierda Unida reclama que se habiliten centros para proceder al aislamiento de los y las residentes según su grado de contacto con el virus. Propone atender a las personas que hayan enfermado en los centros asistenciales o en las propias residencias medicalizadas y buscar otros alojamientos diferenciados para quienes han dado negativo en las pruebas, para los positivos asintomáticos y para aquellos que han recibido el alta tras la enfermedad. Con el objetivo de conseguir esta separación real de las personas mayores, plantea recurrir a alojamientos públicos y privados que en la actualidad están sin utilizar como hoteles, residencias de estudiantes o edificios religiosos.

     

    Izquierda Unida reclama además a la Junta de Castilla y León que ofrezca datos concretos de fallecidos, enfermos y contagiados asintomáticos en cada una de las residencias, públicas o privadas, de la Comunidad. Estos datos permitirían conocer la situación en todas las residencias con el fin de adoptar las medidas más convenientes.

     

    Izquierda Unida considera imprescindible y urgente realizar pruebas de detección del virus a todas las personas residentes y trabajadoras en estos centros, así como dotarlos de material de protección suficiente y adecuado. Solicita también que se les proporcione la formación necesaria para su manejo con garantías.

     

    Asimismo, insiste en la necesidad de tomar medidas para humanizar las cuarentenas que permitan a los internos mantener el contacto con sus familias a través de dispositivos electrónicos, contribuyendo a paliar en lo posible los sentimientos de soledad y temor que en estos momentos pueden estar afectando a muchos y muchas ancianas.

     

    Izquierda Unida reclama también aumentar la plantilla en las residencias de mayores y personas discapacitadas, realizando nuevas contrataciones que posibiliten disminuir el stress y la sobrecarga laboral del personal profesional de estos centros.

     

    Izquierda Unida considera que estas medidas han de plantearse para responder a esta situación de urgencia, pero subraya que la situación provocada por esta enfermedad ha dejado en evidencia la necesidad de un cambio en la atención a los y las ancianas. Nuestros/as mayores han de poder envejecer manteniendo su dignidad y todos sus derechos intactos, incluido en primer lugar el derecho a la asistencia sanitaria. Desde Izquierda Unida consideran que dicho cambio será posible únicamente mediante un modelo de residencias de preeminencia Pública total, en la Gestión, Atención y Supervisión de las mismas. Solamente atendiendo a criterios de Salud y Bienestar de las personas mayores, apartando el beneficio económico, estarán garantizados los derechos de nuestra población de mayor edad concluyen fuentes de la coalición. Y en este aspecto la formación incide en la necesidad de intervenir directamente en los centros de gestión privada priorizando aquellos que se haya detectado una problemática más urgente.

     

    Considerando estas medidas como prioritarias y la necesidad de aplicarse inmediatamente desde izquierda unida se ha procedido a registrar un documento detallando el desarrollo de las mismas tanto en gerencia territorial de servicios sociales como en Consejería de Sanidad a la espera de recibir respuesta lo antes posible.

    más »
    Descarga pdf 111,31 Kb
  • 8 de marzo 2020: feminismo en lucha.
    Se cumplen 110 de la propuesta de salir a la calle el 8 de marzo para conmemorar el día internacional de la mujer. Este 8 de marzo continuamos la lucha que comenzaron las mujeres hace más de cien años contra la desigualdad, la discriminación, contra el capitalismo patriarcal.
    Izquierda Unida de Castilla y León hace un llamamiento para sumarse a todas las movilizaciones que en todas las ciudades y pueblos de nuestra comunidad organice el movimiento feminista este 8 de marzo.

    “sin las mujeres se para el mundo” Sin las mujeres ni se produce ni se reproduce, las mujeres participamos en todos los espacios de la vida y realizamos los trabajos esenciales para que la sociedad funcione.

    La vida de las mujeres está atravesada por un elemento que caracteriza al capitalismo y al patriarcado:
    La división sexual del trabajo. En casi todas las sociedades actuales se encuentran diferencias basadas en el género con respecto a trabajos que realizan hombres y mujeres. Estas diferencias son resultado de las formas de organización social y el reparto genérico del mundo público (para los hombres) y el privado (para las mujeres). La gran parte de la actividad necesaria para la reproducción social de la especie se realiza fuera del ámbito productivo y determina que las mujeres no estamos presentes en igualdad de condiciones en la esfera pública donde se desarrolla la actividad productiva.
    El neoliberalismo se encuentra en una crisis profunda, y para resolverla, presiona de manera brutal sobre la vida de las mujeres. Recuperar la tasa de ganancia del capital mediante la privatización de servicios públicos con los que los estados se corresponsabilizan de algunas tareas de cuidados agrava la crisis de reproducción social y la vida de las mujeres.
    Se calcula que el trabajo de cuidados nos remunerados de los hogares en todo el estado, equivale a 2,8 millones de empleos del sector servicios a tiempo completo.

    Las mujeres seguimos cuidando mayoritariamente, a nuestros seres queridos, a los hijos e hijas, a nuestros mayores y dependientes, somos las que sostenemos la vida sin ningún tipo de reconocimiento social.
    El feminismo nos ha dado el horizonte de pensar una maternidad en libertad, una opción para las mujeres y no una imposición patriarcal. Sin embargo, la decisión de la maternidad no se produce en libertad, sino que está condicionada por cuestiones sociales. Es necesario cambiar radicalmente la visión patriarcal del mundo laboral para que este se adapte a la crianza en vez de “forzar la maternidad para que se adapte a las exigencias del mercado”.
    La contradicción capital-vida se expresa con crudeza en el ejercicio de la maternidad, es ahí donde recae en las mujeres mayoritariamente el cuidado y afectará a todas las fases de su vida.

    -El 91% de excedencias no retribuidas por cuidados de hijos/as las piden las mujeres.
    -Las familias monoparentales con hijo/a están constituidas en un 85% por mujeres. Un 56% se encuentra en riesgo de pobreza.
    -Una gran parte de las desigualdades salariales están provocadas por las interrupciones que realizan las mujeres en la vida laboral en época de crianza o cuidados de personas dependientes.

    La desigualdad instalada en nuestra sociedad, se reproduce en el mundo del trabajo remunerado; la mayoría de la actividad laboral en las mujeres se concentra en aquellas ocupaciones que tienen que ver con los roles de género. Las mujeres ocupamos la inmensa mayoría de puestos de trabajo más degradados e invisibles. Limpiadoras, cajeras, teleoperadoras, empleadas de hogar, cuidadoras; muchos de estos trabajos sin contratos, sin horarios y sin derechos, en los que, además, las mujeres migrantes se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad que el resto. La brecha salarial de género se sitúa ya en el 24,2 por ciento en Castilla y León y cada año va aumentando medio punto porcentual.
    La temporalidad y la parcialidad nos acosa, casi el 63% de los contratos a tiempo parcial en nuestra comunidad son firmado por mujeres. En castilla y León el salario medio anual de una mujer es inferior al de los hombres en más de 5000 euros, repercutiendo después en las pensiones.
    Sentimos la violencia machista en todos los ámbitos de nuestra vida, en la educación, en los trabajos; la violencia hacia las mujeres hay que entenderla en un sentido amplio y no únicamente en lo que concierne a la pareja. Es difícil encontrar mujeres que no hayan sufrido a lo largo de su vida algún tipo de violencia machista. La intimidación que hemos sufrido históricamente (desde la caza de brujas hasta la expulsión de la historia) y las nuevas amenazas que existen ante la voz de las mujeres.

    El capitalismo está agotando los límites del planeta, se avecinan graves crisis de acceso a los recursos-los desastres naturales provocados por el cambio climático, la contaminación de alimentos y agua- empeoran nuestras condiciones de vida en un mundo cada vez mas desigual e injusto para las mujeres.
    Por eso desde Izquierda Unida de Castilla y León también lo tenemos claro, el feminismo no es sólo una lucha de las mujeres, es un prisma que amplifica nuestras luchas, interpelando directamente a las realidades materiales de quienes más sufren y creando alianzas para cambiar las desigualdades que vivimos día a día la clase trabajadora.

    Las mujeres movemos el mundo y vamos a cambiarlo.
    El día 8 de marzo llenemos nuestras calles de feminismo y lucha.más »

Actualidad política
  • IUCyL solicita la vacunación de las trabajadoras del Servicio de Ayuda a domicilio en toda la Comunidad.
    sábado, 23 de enero de 2021
    IUCyL solicita la vacunación de las trabajadoras del Servicio de Ayuda a domicilio en toda la Comunidad.
    Actualmente en CyL hay más de 5.200 trabajadoras de ayuda a domicilio (el 97% son mujeres) atienden a más de 22.000 personas.

    Miles de trabajadoras que prestan el servicio de ayuda a domicilio tan necesario para atender el cuidado de personas mayores, de personas dependientes y grandes dependientes que, constituyen uno de los colectivos más vulnerables respecto al COVID-19.
    Las trabajadoras de este servicio están en primera línea en la atención a dependientes y trabajan cuidando personas vulnerables al virus, por lo cual es relevante que dicho personal esté incluido como prioridad en la lucha contra la pandemia.
    Somos conscientes que el problema de la privatización de este servicio ha generado una precarización de las condiciones en que trabajan todas estas mujeres, y que las empresas que gestionan no han sido todo lo eficientes que deberían en la dotación de EPIs de sus trabajadoras para proteger a las personas con las que trabajan y su propia salud.

    El hecho que trabajen cuidando a varias personas mayores, con dependencia y/o con grandes dependencias de manera cercana y, en muchos casos, siendo contacto estrecho al realizar labores de aseo personal y colaborar en la movilidad más elemental de las personas que atienden, hace que sea necesaria su inclusión entre los sectores a recibir la vacuna de manera prioritaria.
    Estas trabajadoras se desplazan de una casa a otra y conviven a lo largo de su jornada laboral con personas vulnerables al Coronavirus. Tienen un mayor riesgo de sufrir la enfermedad y pueden ser causa de la transmisión de la misma.

    El pasado 18 de diciembre 2020 el Consejo Interterritorial (Sistema Nacional de Salud) publicó la Estrategia de Vacunación Frente al Covid-19 en España, en el cual se especifican los grupos de personas a las que se le administraran las vacunas de forma prioritaria, siendo estas:
    1. Residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes.
    2. Personal de primera línea en el ámbito sanitario y sociosanitario.
    3. Otro personal sanitario y sociosanitario.
    4. Personas consideradas como grandes dependientes (grado III de dependencia, es decir, con necesidad de intensas medidas de apoyo) que no estén actualmente institucionalizadas.

    IUCyL considera que las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio prestan sus servicios en ‘primera línea’ a colectivos especialmente vulnerables y son un colectivo prioritario al que administrar la vacuna.
    Su exposición al Covid-19 es muy alta –hay usuarios/as que padecen la enfermedad y que, por no requerir hospitalización, siguen viviendo en sus domicilios y recibiendo allí́ el Servicio de Ayuda a Domicilio-; y es muy alta la posibilidad de que estas trabajadoras se conviertan en transmisoras involuntarias del virus entre una persona usuaria y otra.

    Izquierda Unida de Castilla y León solicita que la Junta de Castilla y León tome conciencia de esta situación y planifique, de manera urgente, con los Ayuntamientos y Diputaciones que prestan el Servicio de Ayuda a Domicilio, la vacunación de todas sus trabajadoras.
    más »
  • IUCyL rechaza aumentar el periodo de cotización para el cálculo de la pensión a 35 años, supone bajar las pensiones debido a la precariedad laboral.
    jueves, 14 de enero de 2021
    IUCyL rechaza aumentar el periodo de cotización para el cálculo de la pensión a 35 años, supone bajar las pensiones debido a la precariedad laboral.
    Por fin después de 10 años del último acuerdo, y estando todavía vigente la muy regresiva ley de 2013 del PP sobre reforma de las pensiones, era imprescindible instar al Gobierno a proponer una nueva normativa de la Seguridad Social que debe pasar necesariamente por la negociación con los Agentes Sociales.

    El objetivo de la Red de activistas por la defensa del Sistema Público de Pensiones de IUCyL que la dirección regional de IU comparte plenamente, es que la normativa resultante no sea perjudicial para los intereses de la Clase Trabajadora, sea pensionista o esté en activo, y que se consigan avances que mejoren la calidad de vida, de los y las trabajadoras, en su derecho a una vejez digna.

    En este Pacto valoramos como positivo:
    - Se afirma que el derecho de los españoles y las españolas a la Seguridad Social viene configurado por la acción protectora en sus modalidades contributiva y no contributiva y se basa en los principios de universalidad, unidad, solidaridad, igualdad y suficiencia.
    - Se sigue apostando por el sistema de reparto, se insiste en seguir afianzando una relación equilibrada entre el principio de contributividad y de solidaridad. Se sigue manteniendo en 15 años el periodo mínimo de cotización para el acceso a una Pensión Contributiva.
    - Plantea de facto una derogación de algún aspecto de la reforma del Partido Popular del 2013 cuando afirma que “La revalorización anual de las pensiones en base al IPC real se presenta como el mecanismo que ha de servir para conservar el poder adquisitivo” y constata que el mecanismo de revalorización introducido por el Partido Popular no goza de consenso político y social.

    Desde IUCyL, en consonancia con las propuestas de la Red de Activistas de IU por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, manifestamos:

    Urge la derogación íntegra de la Reforma de 2013 decretada de forma unilateral, sin ningún tipo de pacto ni acuerdo, por el Gobierno del Partido Popular, y de todos los aspectos negativos de la reforma de las Pensiones del 2011. Así mismo, seguimos reivindicando la derogación de las Reformas Laborales del 2010 y del 2012.

    Exigimos la revalorización de las pensiones en base al IPC real y su garantía por ley, y la eliminación del Factor de Sostenibilidad.
    Queremos el aumento progresivo, y más ambicioso que el planteado, para los próximos presupuestos de las Pensiones Mínimas: en 2021 las contributivas tienen asignadas en presupuestos el 0,9% y las no contributivas el 1,8%; la adecuación de Bases y periodos de cotización de forma progresiva hasta los 25 años nos parece excesiva.

    No apoyaremos bajo ningún concepto que se alarguen los años de cotización para tener derecho a la pensión de jubilación por encima del mínimo exigido hoy.


    Rechazamos aumentar los periodos de cotización para el cálculo de la pensión a 35 años. En una situación de gran precariedad laboral, como la actual, ampliar el periodo de cálculo supone bajar las pensiones para las generaciones más jóvenes y para la mayoría de las mujeres, que ya han pasado por dos grandes crisis que han sido la excusa para aplicar recortes permitidos por las reformas laborales últimas y alentadas por las políticas económicas de los gobiernos habidos hasta hoy.

    Desde Izquierda Unida vamos a seguir luchando por volver a los 65 años como la edad de jubilación, por lo que trabajaremos por la derogación de este punto de la Reforma de las Pensiones de 2011. La edad de jubilación debe ser la misma para todos y todas las trabajadoras, independientemente de que trabajen en el sector público o privado.

    No compartimos en absoluto que se trate de motivar con incentivos o complementos a la jubilación el demorarse para acceder a ella, más allá de la edad legal. Tenemos muy claro que sólo aquellas personas con trabajos cómodos y escasamente exigentes se acogerán a este posible retraso.

    Rechazamos la propuesta de endurecer la penalización a quienes ejerzan el derecho a la jubilación anticipada. Es preciso que en la próxima ley de reforma se revisen los coeficientes reductores de la jubilación anticipada voluntaria para evitar o disminuir, en su caso, la penalización de carreras largas de cotización. El paro juvenil y de los sectores de población mayores de 45 y 55 años, especialmente mujeres, no nos permite aceptar retrasar la edad de jubilación ni motivar la permanencia del o la trabajadora más allá de los 65 años.

    Rechazamos el apoyo a los Planes Privados de Pensiones, sean de suscripción individual o colectiva. Esta medida contempla mejorar los beneficios fiscales de los planes de empresa y estamos en contra porque supone detraer ingresos de la hacienda pública y del salario directo de los y las trabajadoras. Además, permite la especulación de la banca y las compañías aseguradoras con el salario diferido de los y las trabajadoras, a quienes no se les asegura que el rendimiento de su dinero vaya a ser positivo, sino que servirá para lucrar al sector especulativo. Este tipo de medidas que desde hace años vienen “sugeridas” por diferentes instituciones, envían una señal muy peligrosa y preocupante, porque implica que están más preocupadas por mejorar el negocio privado que por mejorar el sistema público.

    No interpretamos ningún sistema complementario como instrumentos de protección social sino como un mecanismo de acumulación de capitales. La nueva reforma no puede permitir más desvíos de dinero público, y menos a un posible fondo de pensiones públicas de empleo, que van a beneficiar el negocio de las diferentes entidades gestoras, principalmente la banca. Lucharemos como hasta ahora para conseguir que este punto no salga adelante en la próxima ley de reforma de las pensiones.
    más »
  • IU critica la nefasta gestión de la Consejería de Educación que no ha instalado aun filtros HEPA para poder hacer frente a la ola de frío y al riesgo COVID
    domingo, 10 de enero de 2021
    IU critica la nefasta gestión de la Consejería de Educación que no ha instalado aun filtros HEPA para poder hacer frente a la ola de frío y al riesgo COVID
    La situación actual, hace incompatible la vuelta a los centros educativos con normalidad. Las medidas de ventilación natural que se han venido implantando en las aulas no son las más adecuadas en las condiciones climatológicas que estamos padeciendo estos días. Desde IUCyL seguiremos insistiendo en la necesidad de instalar filtros HEPAs en las aulas de los centros públicos de Castilla y León para evitar que la ventilación natural sea la única vía de filtrado contra el Coronavirus.
    De acuerdo con el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, “la exposición a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores”. En su Anexo III, este RD establece que:

    • La temperatura en los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares no podrá bajar de los 17ºC.
    • La humedad relativa estará comprendida entre el 30 y el 70 por 100.
    • Los trabajadores y trabajadoras no deberán estar expuestos de forma frecuente o continuada a corrientes de aire cuya velocidad exceda de 0,25 m/s en ambientes no calurosos.

    IU Castilla y León considera que las medidas para preservar la salud de la comunidad educativa contra la COVID deben adaptarse a la bajada de las temperaturas. Para conseguirlo, es fundamental respetar el derecho a la salud de escolares, docentes y personal laboral. Allí donde no se pueda garantizar por medios técnicos un ambiente seguro de trabajo ante la COVID ni ante estas temperaturas ilegales dañinas para la salud, la Consejería de Educación debe decretar la suspensión temporal de la enseñanza presencial, retrasando el inicio del curso escolar hasta que las condiciones climatológicas sean compatibles con la “nueva normalidad”.

    Se trata de atajar los dos grandes problemas de este inicio del segundo trimestre de curso, para lo cual debe primar que la actividad docente se dé en condiciones adecuadas que preserven la salud de nuestro alumnado y profesorado.

    En aquellos centros donde no se puedan llevar a término las clases de manera presencial por los problemas que está ocasionando la borrasca Filomena, sería preciso que la Consejería de Educación pueda establecer la realización de clases de manera telemática para evitar que el tercer trimestre empiece.
    más »
  • IUCYL valora el RD sobre las medidas higiénico-sanitarias, abre un “horizonte de oportunidades” para la España Vaciada.
    jueves, 17 de diciembre de 2020
    IUCYL valora el RD sobre las medidas higiénico-sanitarias, abre un “horizonte de oportunidades” para la España Vaciada.
    Las pequeñas explotaciones familiares, seña de identidad en el tejido social rural de Castilla y León, adquieren vías para aumentar su rentabilidad en una época caracterizada por grandes explotaciones que tienden a concentrar la producción y a la concentración de capitales.

    La pasada semana el Consejo de Ministros aprobó el RD paquete Higiénico Sanitario por el que se regulan y flexibilizan determinadas condiciones de aplicación de las disposiciones de la Unión Europea en materia de higiene de la producción y comercialización de los productos alimenticios. Esta normativa de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria) a propuesta del Ministerio de Consumo, favorecerá la venta directa de pequeños productores, el acceso a productos de proximidad y de producción artesanal, la rentabilidad de pequeñas explotaciones ganaderas, la sostenibilidad ambiental y la lucha contra la despoblación.

    El conjunto de medidas tiene el objetivo de simplificar los requisitos para las pequeñas empresas alimentarias contribuyendo a incrementar su rentabilidad en base a tres criterios transversales: impacto positivo en las políticas medioambientales, altos niveles de seguridad alimentaria y mejora de la calidad nutricional de los alimentos producidos.

    Los aspectos regulados recogen estructuras y características de instalaciones, aspectos para el sacrificio animal a pequeña escala (codornices, aves de corral y lagomorfos), productos lácteos artesanos, venta de carne al por menor, venta directa, caracoles silvestres, pequeños recolectores etc.

    Además, el RD afronta la tarea de mejorar los criterios de etiquetado, la información contenida y un mejor conocimiento del origen del producto adquirido contribuye con la transparencia deseada para un consumo informado y responsable.

    La organización regional comparte su satisfacción con las asociaciones agrarias que se han manifestado favorables al RD, tan importante para el sector.
    más »


  • Ver todas las noticias »
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Entendido