Sarrión “el HUBU supone un coladero de dinero público, caracterizado por una opacidad permanente de la administración autonómica”

“Entendemos y comprendemos el verdadero motivo de la apuesta por este modelo. El PP ha salvado de la crisis de ladrillo a Méndez Pozo”. - 19/11/2018

Tras dos años de comparecencias, análisis e investigación, IU-Equo califica el modelo del HUBU como “coladero de dinero público, opacidad permanente de la administración y salvación a Mendez Pozo de la crisis de ladrillo”.

El procurador de IU-Equo, José Sarrión, ha presentado junto a los grupos parlamentarios socialista, podemos y ciudadanos, las conclusiones de la Comisión de Investigación sobre los repetidos sobrecostes, el estado actual de su infraestructura, las modificaciones de las adjudicaciones y el presupuesto final del Hospital Universitario de Burgos (HUBU). 100 folios que recogen 46 conclusiones consensuadas, y que tienen como finalidad señalar “el modelo perverso de HYBU” y la “apuesta por recuperar el control púbico del HUBU, pero no a cualquier precio”.

IU-Equo presentó, junto al resto de grupos parlamentarios anteriormente mencionados, un total 193 solicitudes de comparecencias, con los que se pretendía “esclarecer los tres sobrecostes que incrementaron el precio final del la construcción del Hospital y las concesiones a las empresa adjudicatarias, que benefició a estas y no a la ciudadanía”, ha señalado Sarrión.

Durante su intervención, el procurador de IU-Equo, ha criticado la opacidad de la licitación, construcción y explotación. “El modelo ha supuesto un coladero de dinero público. La opacidad permanente de la administración, característico del modelo elegido para la construcción del HUBU, se ha visto de forma patente en la construcción y posterior gestión”, ha denunciado. “Entendemos y comprendemos el verdadero motivo de la apuesta por este modelo. El PP ha salvado de la crisis de ladrillo a Méndez Pozo”.

Sarrión ha querido agradecer la labor de la Plataforma sanidad pública Sí, de Burgos. “Han sido los artífices de la Comisión de Investigación; sanitarios y usuarios que llevan durante años fiscalizando al HUBU, y que han posibilitado la labor de investigación parlamentaria”.
Finamente, Sarrión ha denunciado las dificultades que la administración autonómica ha puesto a la labor de investigación, “dificultando la metodología, la falta de acceso a documentación y el rechazo de un número considerable de comparecientes”.


« Volver