Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi
Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi
Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi
Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi
Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi
Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi

Multitudinario acto en Valladolid de apoyo a Palestina, organizado por IUCyL y el PCE, y con la presencia de la activista Ahed Tamimi

30/09/2018

El acto que se celebró el 30 de septiembre con la presencia de Ahad Tamimi, la adolescente encarcelada por el gobierno de Israel y símbolo de la resistencia palestina fue todo un éxito. El lugar elegido fue el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero de la ciudad de Valladolid. El espacio se llenó y quedó pequeño para tanta gente que acudió, en un domingo por la tarde, para mostrar su apoyo tanto a la activista Ahed Tamimi como a la causa que defiende, la creación de un Estado Palestino.

En la mesa de ponentes estaban presentes, además de quienes organizaron el acto, José Sarrión, coordinador regional de IUCyL; Manu Pineda, responsable de relaciones internacionles del PCE; Elisabeth Montenegro, Secretaría de Solidaridad Internacional del PCCyL; Henar Redondo de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid y, como es obvio, Ahed Tamimi y Nariman Al-Tamimi, madre de Ahed.

Elisabeth Montenegro comentó en su intervención que “Este debe ser un acto de reivindicación. Muchos son los niños y niñas que siguen estando en las cárceles israelíes” Montenegro calificó estas cárceles como mazmorras, como lugares en los que los derechos humanos no llegan y denunció “la impunidad con que el sionismo realiza estos actos de represión ayudado por la indiferencia internacional y la tibieza en la exigencia a Israel del cumplimiento del derecho internacional. Debemos exigir a quienes nos gobiernan” concluyó “que peleen por Palestina para no ser cómplices, con el silencio, del exterminio de todo un pueblo”.

Manu Pineda expuso el perfil de Ahed Tamimi de la que dijo “ser un símbolo de la resistencia Palestina, como antes que ella hubo otros y seguirá habiendo en el futuro, sin duda, hasta que haya una solución justa para este problema”. Pineda volvió puso también el foco en la dimensión de la realidad en Palestina “es un territorio sometido a una intervención que le asfixia, que lo reduce territorialmente y que lo aniquila como cultura. Existen “desglosó “más de 400 menores en las cárceles israelíes y cerca de 6.500 presos políticos. Es la presión internacional, unida a la lucha de tantas décadas de un pueblo que no se rinde, la que arranca, a cuentagotas, alguna concesión al estado sionista.” Manu Pineda hizo un llamamiento a “sumar cada vez más voces y más más territorios para que se declaren espacios libres del apartheid israelí.”

El coordinador de IUCyL y procurador José Sarrión intervino antes de dar la palabra a Ahed y a Nariman Al-Tamimi, madre de Ahed. Sarrión calificó de forma contundente a Israel como un estado colonial y racista “hablar de Israel hoy es hablar de una agresión permanente contra los derechos humanos, de una vergüenza tanto para la sociedad israelí como para el conjunto del planeta” Sarrión denunció la existencia de dos códigos penales, ahondando en la idea de apartheid israelí “uno es para los palestinos, más duro y con un fin aniquilador, y otro para el resto de la población israelí”. En su intervención el coordinador de IUCyL denunció que “el Estado de Israel goza de la impunidad que le permiten los gobiernos occidentales. Estos gobiernos “continuó exponiendo “se limitan a tibias condenas verbales a Israel, ante las continuas masacres contra un pueblo desarmado, pero sin actuar contra los verdugos.” Sarrión llamó a hacer boicot económico al Estado de Israel “ya que con buenas palabras no vamos a acabar con la opresión israelí contra el pueblo palestino”.

Previamente a Sarrión había intervenido Henar Redondo, de la Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid. Henar expuso la cronología que llevó a Ahed a la cárcel. “abofetear a un soldado que irrumpió en su casa. Por ello la quisieron condenar a cadena perpetua, pero la presión internacional y la labor de grupos y asociaciones de solidaridad con el pueblo palestino hicieron que, al final, la pena de cárcel se redujere a 8 meses” Denunció también que Israel es un estado que juzga y encarcela a menores por medio de tribunales militares. Para finalizar su intervención desglosó el trabajo que lleva a cabo su organización “es importante que la lucha se concrete día a día, que estemos vigilantes y activos y en decirle al pueblo palestino que no está solo en esta lucha” concluyó.

La intervención de Ahed Tamimi cerró, junto a la de su madre, también presente en la mesa de intervinientes, Nariman Al-Tamimi, el acto. Ahed se dirigió a las personas presenten no como individuos “que apoyan nuestra lucha, sino como protagonistas, como socios que vamos en el mismo barco”.
Ahed describió la situación de extrema violencia que vive Palestina: agresiones, tiroteos, derrumbamientos de casas y usurpación de tierras, construcción ilegal de colonias judías en territorio palestino. “Todo ello dirigido a provocar la desaparición de nuestro pueblo, a la extinción cultural y a borrar toda huella nuestra en un territorio en el que hemos estado desde hace milenios”. Ahed calificó a su pueblo, no como víctimas, sino como luchadores por la libertad y pidió a los judíos honrados que se desmarquen del sionismo y se sumasen a la lucha palestina.

“Somos una generación que hemos heredado la ocupación” apuntó Ahed “y vamos a protagonizar una revolución para liberar nuestra tierra. La generación pasada se ha sacrificado y dado sus vidas. Han creído en la solución de dos estados, confiando en la comunidad internacional y en su legalidad, Israel ha hecho perder esa posibilidad de paz. La generación pasada ha renunciado al 78% del territorio de la Palestina histórica, pero nuestra generación ha decidido que no va a confiar en la comunidad internacional y en las leyes internacionales si no se van a respetar en Palestina”. Ahed concluyó con rotundidad diciendo que “vamos a seguir luchando hasta libertar toda Palestina, sin renunciar a ningún tolo pedazo de ella”.

Cerró el turno de las intervenciones Nariman Al-Tamimi, madre de Ahed, también encarcelada por las tropas israelíes en varias ocasiones. Relató el asesinato de su hermano y cómo, desde su posición de periodista, tuvo que elegir grabar el crimen para que quedase constancia. “Solo lamento no haber podido abrazar a mi hermano en su último momento”. Nariman subrayó que “El dolor que relato no persigue ni vuestra pena ni vuestras lágrimas, quiere lograr, no obstante, que ustedes sientan una parte de ese dolor que expreso con la finalidad de poder seguir luchando.”

Nariman Al-Tamimi abogó por cambiar las reglas del juego que impuso la comunidad internacional en Palestina “la colonización de todo” desgranó “de las personas, de la tierra y de la vida. Esto es el fruto de la acción del capitalismo y del imperialismo sobre nuestras vidas. Hoy traer la paz a Palestina es llevar la paz al conjunto del planeta. El pueblo palestino” concluyó “posee el coraje y la resistencia para enfrentarse al ocupante, con fuerza y sin miedo porque yo creo y pienso que la fuerza y la razón siempre la tienen los pueblos”.



« Volver