Izquierda Unida de Castilla y León solicita que Castilla y León sea tierra de refugio y acogida.

Izquierda Unida de Castilla y León solicita que Castilla y León sea tierra de refugio y acogida.

09/12/2020

Nuestra comunidad sufre de un problema de despoblación acuciante derivado de múltiples factores: escasa natalidad, excesivo envejecimiento de la población, altas cotas de emigración y la incapacidad de la Junta de Castilla y León de hacer políticas que permitan la viabilidad del territorio y de quienes vivimos en él.

IUCyL considera urgente que el ofrecimiento de la Junta para acoger a población extranjera que hizo el vicepresidente, Francisco Igea hace unos días, se materialice para que pueda llevarse a cabo en sus propias palabras: “la solidaridad que necesita Canarias”.

Es preciso que el Gobierno de España reactive los traslados a la Península de forma ágil e inmediata y que la Junta de Castilla y León se muestre públicamente partidaria de acoger de manera periódica a población migrante, así como garantizar los derechos de asilo y refugio en España y en nuestra Comunidad Autónoma. Nos parece positiva la solidaridad territorial mostrada de manera verbal por el Vicepresidente de la Junta pero ahora es pertinente que se reubique a estas personas en otras Comunidades Autónomas como la nuestra donde puedan recibir un trato humanitario.

IUCyL considera que esta medida podría ser un bálsamo ante la pérdida de población constante que sufre nuestro territorio. Las personas migrantes rejuvenecen el territorio por la franja de edad de media y por el número de hijos más elevado que tienen respecto a la población autóctona. Además, según datos del INE la mayor parte de esta población se asienta en zonas rurales lo que hace que los colegios y consultorios rurales de salud permanezcan abiertos y se genere una economía ligada a servicios en las localidades donde residen.

Teniendo en cuenta que la población en Castilla y León es de 2,4 millones y que la población de origen extranjero es solo el 5% (130.000 personas), IUCyL considera preciso impulsar políticas que faciliten la acogida a nuevos pobladores de origen extranjero.

IUCyL solicita a la Junta de Castilla y León que acojan al mayor número de esas personas migrantes en nuestra comunidad, por ser beneficioso para nuestra sociedad castellano y leonesa y por ser una política acorde con la defensa de los derechos humanos. En estos momentos en que se cuestiona al diferente, se le deshumaniza y se quiere acabar con quienes no son como nosotros o nosotras tenemos que gritar lo evidente: “Las personas migrantes son seres humanos y hay que tratarlos como tales”.

Las leyes de extranjería de los últimos gobiernos han fracasado. Hay una gran cantidad de población migrante, unas 800.000 personas según diversos informes, que están sin papeles y han venido a nuestro país en busca de un futuro mejor. Y tienen que malvivir trabajando en la economía sumergida y gracias al trabajo de las organizaciones no gubernamentales.
IUCyL solicita la regulación del acceso a nuestro país de manera segura para evitar las terribles muertes que se producen intentando acceder a las Islas

Canarias y que Castilla y León acoja más población migrante. En lugar de la política de reforzar las fronteras y hacer más altas las vallas y muros tenemos que habilitar vías seguras para que las personas migrantes puedan llegar a la Unión Europea. Asumir que hay personas que necesitan una política de acogida y refugio forma parte de nuestra memoria histórica, cuando miles de compatriotas tuvieron que exiliarse y emigrar de España como consecuencia del triunfo del golpe de estado franquista y de la represión posterior.



« Volver