Izquierda Unida de Castilla y León solicita el cese de J. Antonio Antón Director Provincial de Educación en Burgos por dejación de sus responsabilidades en la defensa de las Instituciones Públicas.

Izquierda Unida de Castilla y León solicita el cese de J. Antonio Antón Director Provincial de Educación en Burgos por dejación de sus responsabilidades en la defensa de las Instituciones Públicas.

04/12/2020

Izquierda Unida de Castilla y León considera muy desafortunada la manifestación del actual Director Provincial de Educación de Burgos y ex-concejal del Partido Popular, J. Antonio Antón, quien asistió a la concentración convocada por la enseñanza concertada en contra de la nueva Ley de Educación, la LOMLOE, a la que acusan de poner en peligro algunos de los privilegios que han ido incrementando y consolidando progresivamente, con medidas políticas que el PP ha ido imponiendo en beneficio de los colegios privados.

No es la primera vez que un cargo público en la administración educativa hace dejación de su responsabilidad en la defensa de las instituciones públicas, pero sí que un director Provincial de Educación se decanta por la enseñanza privada concertada: que supone discriminación y privilegios, en detrimento de la enseñanza pública de la que es responsable en la provincia de Burgos.
Es sorprendente que la persona que tiene que gestionar los recursos en la enseñanza pública se posicione del lado de la educación privada sostenida con fondos públicos.

No olvidemos que los dos modelos educativos son como vasos comunicantes, si se apuesta por los subsidiarios y transitorios conciertos es en detrimento de los fondos, que tendrían que destinarse a los colegios e institutos públicos.

Izquierda Unida lamenta la presencia del director provincial de Burgos en esta concentración, ya que es una muestra más de lo que esconde: ir desmantelando desde dentro con una mala gestión y recortes servicios públicos esenciales para justificar el apoyo económico a empresas privadas con las que firma conciertos educativos.

Desde Izquierda Unida creemos que esa apuesta del señor Antón por la Enseñanza privada-concertada es motivo más que suficiente para que sea reemplazado de su cargo por la pérdida de confianza que la comunidad educativa de la enseñanza pública de la provincia de Burgos. El profesorado, las Asociaciones de Madres y padres, los sindicatos y las asociaciones de estudiantes de la Escuela pública no pueden confiar en una persona que ha demostrado que no merece ostentar el título de Director Provincial de Educación de la provincia de Burgos por no defender la Educación pública.





« Volver