Izquierda Unida de Castilla y León denuncia que la Consejería de Sanidad miente en su último documento marco “sobre el nuevo modelo de asistencia sanitaria en el medio rural”.

Izquierda Unida de Castilla y León denuncia que la Consejería de Sanidad miente en su último documento marco “sobre el nuevo modelo de asistencia sanitaria en el medio rural”.

Izquierda Unida declara que los planes de la consejería suponen el fin de los núcleos rurales tal y como los conocemos. - 26/11/2019

 

 

Carmen Franganillo, coordinadora de área de salud de IUCyL declara que “el documento de la Junta comienza su texto con una mentira, ya que no es cierto que se consensuara ningún documento en las comisiones de trabajo de sanidad.” El área de salud de IU ha analizado el documento y advierte que “tendrá graves consecuencias para la España vaciada de nuestra CCAA. “Este documento está lleno de divagaciones. Desde IU pedimos a Verónica Casado que cese en sus experimentos con la población de las zonas rurales y que comience por hacer estudios serios de las necesidades de la población”.

 

Para Izquierda Unida, “La pésima gestión de la Junta en un tema tan delicado como la salud es de una irresponsabilidad que asusta y se traducirá en muertes.”Según Carmen Franganillo “Están tratando de ocultar un problema, que es la falta de personal por la nula previsión, creando otro problema, en vez de tratar de solucionar la causa de la falta de personal. De esta manera, no sólo matan a los pueblos, sino que acabarán matando personas.”

 

Además, desde Izquierda Unida aseguran que la consejería trata de lavar su imagen mediante entrevistas concertadas y dirigidas con personal sanitario y ciertos medios de comunicación, y que así les consta, y declaran que la Junta debería dedicarse a establecer una planificación digna de tal nombre en vez de dedicarse a este tipo de lavados de cara.

 

La Coordinadora del área espera que Verónica Casado abandone inmediatamente los planes especificados en el documento Marco tales como pasar a tener una organización fundamentada en la asignación de un cupo poblacional, o cambiar los coordinadores de equipo a “directores de equipo”. “Que se hable de estudios futuros es una muestra más de la improvisación y la falta de análisis y miras de este equipo de la consejería, que parte de la falta de consenso sobre lo que pretenden hacer.” Además, para Izquierda Unida también son un insulto a la población rural las últimas declaraciones de la consejera cuando dice “que habrá tiempo de dejarlo como estaba”.

 

Izquierda Unida se unirá a las movilizaciones que surjan desde las Plataformas en defensa de la Sanidad Pública y desde las organizaciones rurales que salgan a defender el Sistema Público de Salud, que es, a su entender “una fórmula eficaz de redistribución de la riqueza y de justicia social, que, además, costó mucho a varias generaciones conseguir, y que está siendo atacado por un sistema capitalista depredador, del que forman parte Verónica Casado y los partidos en Gobierno de la Junta, cómplices en este intento de desmantelamiento de nuestra Sanidad Pública, y que son los que tienen que cambiar de mentalidad, y no la población o las y los profesionales, como declara irresponsablemente la consejera.

 

Para finalizar, Izquierda Unida pide la dimisión inmediata de la Consejera por este documento y la respuesta contundente de la población en la calle.




« Volver