IUCyL pide que Castilla y León tome partido ante la crisis de refugiados.

IUCyL pide que Castilla y León tome partido ante la crisis de refugiados.

13/09/2020

IUCyL pide a la Junta de Castilla y León que se ofrezca para ayudar a los refugiados del campo de Moria, destruido a causa de un incendio. Consideramos que Castilla y León, al igual que están haciendo otras Comunidades y Ayuntamientos de España debería ofrecerse a acoger a una cantidad de personas refugiadas que rondaría el centenar.

Izquierda Unida considera que se tiene que dar una respuesta urgente para estas personas que están sobreviviendo sin nada en la isla griega de Lesbos. Y que Castilla y León siempre se ha caracterizado por ser una comunidad acogedora y solidaria con las personas refugiadas y con el respeto a los derechos humanos.

IUCyL también criticó en su momento las decisiones tomadas dentro de la Unión Europea respecto al tema de refugiados ya que se pusieron parches que han provocado el hacinamiento de miles de personas en Turquía y Grecia en condiciones deplorables y que vulneran la dignidad de esas personas, pero no se ha intentado solucionar el problema como Unión Europea de pobreza, inestabilidad y guerra en los países de dónde provienen estas personas. Todo esto ha empeorado recientemente con el incendio del campo de Moria y desde IUCyL proponemos a la Junta que dé una respuesta política a este problema y que sea Comunidad refugio para estas personas en situación de vulnerabilidad.

Desde IUCyL solicitamos también al Gobierno de España que se involucre en la resolución de esta crisis en Lesbos, mande ayuda humanitaria a la isla griega y se comprometa a acoger a una parte de los 13.000 refugiados que han quedado sin nada tras el incendio.
Izquierda Unida de Castilla y León también invita a los Ayuntamientos de Castilla y León a tomar partido con esta crisis humanitaria y solidarizarse con las personas refugiadas acogiendo algunas familias en sus pueblos y ciudades.

Es necesaria una reflexión como sociedad de cuál es el modelo de Comunidad que queremos ser y el papel de la solidaridad con los refugiados. Queremos una Castilla y León solidaria y acogedora que quiere que algunas de esas personas puedan venir a vivir y llevar a cabo sus proyectos de vida entre nosotros y nosotras.

Las necesidades básicas de estas personas que necesitan refugio y seguridad no están para nada cubiertas y es una vergüenza para la Unión Europea que queremos construir, que no haya una respuesta más coordinada entre todos los países miembros. Sin embargo, no podemos quedarnos de brazos cruzados sin poner nuestro granito de arena como Castilla y León para que se pueda solucionar el problema generado a raíz del incendio.



« Volver