IU-Equo exige comparecencia urgente de los Consejeros de Sanidad y de Familia ante el caso de la residencia de Babilafuente (Salamanca)

El procurador José Sarrión ya pidió explicaciones al ejecutivo, en septiembre de 2017 sobre la residencia - 19/10/2018

IU-Equo solicita la comparecencia de los consejeros de Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades para informar sobre la situación de las residencias Bellavista de Castellanos de Moriscos y Babilafuente (Salamanca) y las denuncias efectuadas ante las mismas.

“En los últimos días, la situación de las residencias Bellavista ha quedado plasmado gráficamente gracias a un programa de televisión. Un hecho que los consejeros de Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades no pueden obviar y dar explicaciones urgentes en el parlamento autonómico”, reivindica Sarrión.

IU-Equo denunció en varias ocasiones la situación de desamparo y abandono de las personas mayores en residencias públicas en nuestra Comunidad mediante la presentación de preguntas escritas en el parlamento autonómico. “Una realidad alarmante que evidencia una política de dejación de funciones en cuanto al mantenimiento de un buen servicio público y de calidad”.

Asimismo, junto a IU Salamanca, IU-Equo ha manifestado el apoyo a las reivindicaciones y acciones de las extrabajadoras de la Residencia de Ancianos de Babilafuente.

En este sentido, Sarrión recuerda que “la Comunidad de Castilla y León está obligada a atender estas necesidades y a velar por la calidad del servicio y las condiciones laborales”. “La actitud que las Gerencias Territoriales asumen es en muchos casos inaceptable al preferir no intervenir ante lo que consideran faltas leves, conocedoras del problema que supondría eliminar la subvención de plazas públicas en centros privados”.

Por este motivo, el procurador de IU-Equo solicita los expedientes sancionadores que han recibido las residencias Bellavista en nuestra Comunidad.

“Lamentablemente los abusos denunciados en la residencia Bellavista no son una excepción. En muchas residencias se constatan malas prácticas como falta de personal en limpieza y mantenimiento, valoración inadecuada de las necesidades de las residentes o la falta de respeto del tiempo de descanso entre turno y turno de cada trabajador/a”.



« Volver