IU-Equo defiende la escuela rural, “mecanismo para la lucha contra la despoblación”, y se encuentra con el no rotundo del grupo parlamentario popular

19/12/2018

IU-Equo ha defendido una Proposición No de Ley, en apoyo a la escuela rural, “pieza clave contra la despoblación. Un patrimonio que debemos cuidar y proteger".

La iniciativa, estructurada en 16 puntos, ha sido rechazada en sesión plenaria con el voto negativo del grupo parlamentario popular. Han apoyado el texto el grupo parlamentario socialista, Podemos, Ciudadanos y UPL.

Durante su presentación, el procurador de IU-Equo, ha advertido el descenso del alumnado escuelas rurales a lo largo de 20 años, pasando de 91.800 hasta los 75.664 alumnos y alumnas en escuelas rurales en toda España, en el curso 2015-2016; lo que representa un 17.57% del total del alumnado matriculado en estas enseñanzas, según los datos de Consejo Escolar del Estado. En Castilla y León de los 21.425 niños y niñas de 3 a 11 años que empezaron el curso en septiembre de 2007, se ha pasado a 15.213 este curso 2018, lo que supone una pérdida del 29,8%.

“La despoblación de las localidades pequeñas, la crisis y los recortes presupuestarios hacen temer a docentes y familias de pueblos por un modelo de escuelas pequeñas”, advierte Sarrión. “Empieza a calar en determinadas políticas públicas educativas que hay que ir abandonando la escuela rural progresivamente. Sin embargo, los expertos y expertas en educación rural, muy al contrario, afirman que las escuelas rurales no solo suponen uno de los mecanismos fundamentales para combatir el desarraigo social y cultural, sino que exigen una educación inclusiva”.

Para IU-Equo, la protección de las aulas rurales constituye la defensa de la Educación Pública y, a su vez, la defensa de decenas de pequeños municipios de la región. “El cierre de centros unitarios es un atentado contra las zonas rurales, porque cuando un pueblo sufre el cierre de un colegio comienza su decadencia”.

Además, “cerrar escuelas rurales responde, única y exclusivamente, a buscar un ahorro a costa de la educación y seguir laminando la escuela pública en lo que es ya, claramente, un plan preestablecido. Una vez más, a la hora de tomar decisiones sobre las cuestiones que más afectan a la ciudadanía solo se pone en la balanza los números y el dinero”.


IU-Equo defiende equipar mejor a los centros rurales, “como una apuesta clara por su pervivencia”, con buenos recursos técnicos y humanos adecuados a esas edades, con políticas públicas educativas de inversión con criterios pedagógicos, y no solo económicos.


« Volver