Denunciamos la falta especialistas capacitados para atender a alumnos y alumnas con necesidades y la falta de formación específica de los docentes.

Denunciamos la falta especialistas capacitados para atender a alumnos y alumnas con necesidades y la falta de formación específica de los docentes.

15/10/2019

En una clase tipo de 25 niños y niñas, supone que dos alumnos por aula precisa apoyo y, sin embargo, «no siempre encuentran esa atención específica o no de la calidad e intensidad requerida».

El número crece, también el abanico de la diversidad, pero desde Izquierda Unida Castilla y León apuntamos que «faltan especialistas capacitados para atender a alumnos y alumnas con necesidades y formación específica de los docentes». Y no es que lo digamos nosotros, lo certifica el informe internacional Talis 2018, promovido por la OCDE y publicado por el Ministerio de Educación para da voz a docentes y directores.
Este estudio alerta de que el 41% de los centros de Primaria y del 31% en Secundaria de Castilla y León presenta «escasez de personal de apoyo», algo que constituye el «primer obstáculo para la calidad de la enseñanza».

A esto se une que dos de cada diez directores afirman que la calidad de la enseñanza en su centro educativo se ve mermada «por la falta de personal competente para enseñar a estudiantes con necesidades educativas especiales»; porcentaje que se incrementa hasta el 23% en el caso de los institutos de Secundaria.

Y es que el problema viene de la raíz. No se sienten ‘competentes’ porque carecen de formación. El 44% de los docentes de Primaria y el 64% en Secundaria lamenta que «no ha recibido en su educación formal» competencias «para enseñar en un entorno de capacidades dispares».
Ante esta realidad, tanto los equipos de orientación educativa -equipos externos a los centros de Primaria e itinerantes-, como los especialistas en Audición y Lenguaje y Pedagogía Terapéutica en el propio centro y los departamentos de orientación en los institutos se sienten «desbordados» y desde Izquierda Unida castilla y león queremos darles nuestro apoyo y pedir a la Junta de Castilla y León un refuerzo ante esta necesidad tan emergente en nuestro sistema educativo.

Este es un problema muy serio ya que la escasez de personal dedica en la sobrecarga de trabajo hacia estos especialistas y el peligro que algunos alumnos o alumnas con dificultades no sean valorados como se merecen o que tarde en llegar esa atención tan necesaria.

Desde Izquierda Unida de Castilla y León reclamamos «más profesionales en esos equipos para que puedan elaborar los informes con más celeridad y que los alumnos y alumnas estén atendidos desde el minuto uno en que se detecta una necesidad».

Muchos de estos especialistas de AL Y PT son itinerantes, con lo que sus horarios se alargan innecesariamente y se demuestra la falta de plantillas en los centros debido a los recortes de la educación pública «Se necesitan más especialistas para que entren en las aulas para dar apoyo al alumno, que ayude al tutor, y que puedan realizar una labor no sólo de atención sino de prevención» y es aquí donde pedimos una vez más la bajada de las ratios en las clases para que la atención del alumnado sea de la calidad que se merecen.

Sobre el papel, el II Plan de Atención a la Diversidad recogía una batería de medidas para corregir esos déficits, sin embargo, esto no se cumple y pedimos que no se quede en papel mojado.


« Volver